martes, 13 de agosto de 2013

Galleta up!!! Quiero volar!!!

      ¿Qué os parece mis globos? Seguramente los que no estáis metido en el mundo de la repostería, lo primero que pensaréis es que son de plástico, algún tipo de adorno comprado para decorar. Y los que estáis metido un poco en este mundillo, o empezáis como yo, sabréis que son unos globos comestibles de azúcar, hechos por mi, con ISOMALT. ¿Y qué es eso? Es una especie de azúcar que se usa para  hacer decoraciones especiales para repostería.





 

       ¿Cómo lo hice? Puse unos 30 gr de Isomalt en un cazo al fuego, para hacer un caramelo.( Lo bueno de éste azúcar que no se cristaliza y se moldea fácilmente. Bueno no tan fácil si son las primeras veces que la usa.) Cuando se fundió lo eché en un cuenco para que se enfriara. Primero probé con una jeringuilla, de las que vienen con los jarabes ( estrechas y plástico duro) la lavé muy bien, y empecé a soplar, las primeras me salieron bastante bien, el problema que cuando quería despegar el globo se me rompía igual que una copa de cristal, tanto que una de las veces me corté un poco. Otra de las veces el isomalt estaba demasiado caliente y se derritió la jeringuilla. 
         Vuelta a empezar y cambio de utensilio. Probé con una pajita de metal, de éstas para beber mate. El problema no se despegaba de la boquilla ni a tiro, ni poniendo papel de horno, ni de aluminio, nada no había manera.
           Y otra vez a buscar otro utensilio. Pensé en una pajita normal y corriente, pero mi miedo era que si la jeringuilla se me había derretido, ésto iba ser peor. Pero dije: "Voy a probar". Así que lo que hice fue esperar que el isomalt se enfriara mucho más, puse la pajita y formé una bola de isomalt en la boca de la pajita, sople muy suave, cuanto más frío esté el isomalt más fuerte tienes que soplar. Y soplé y soplé. Cuando el globo estaba hecho, el problema: ¿cómo despegarlo?, pues bien como las pajitas son más flexibles, con mucho cuidado fui retorciendo la pajita hasta que se despegó, y con mucho cuidado reservé los globos.
            Ah! Para darle el color, sólo le añadí colorante. Vale cualquier color, teniendo en cuenta que el blanco lo pone un poco más mate. Y que después de un día de secado se vuelve más opaco, menos transparente.
             
               Bueno todo ésto me sirvió para decorar esta galleta de una niña que surca los cielos con tres globos. Que ya quisiéramos más de una, que los vuelos nos saliera tan baratos para ir a cualquier parte del mundo.
             La galleta está decorada con glasa, el cielo es una mezcla de glasa celeste y blanca. marqué el borde de la galleta, con una manga pastelera con una boquilla del uno, después fui poniendo un poco de glasa celeste, con una cuchara, por la parte baja de la galleta y la blanca por arriba, y con una paleta pastelera mezclé, de forma que no quedara uniforme, como una especie de oleo. Así quedó con relieves y en plan 3D. Luego hice la silueta de la niña con una glasa más azul., y las cintas de los globos en amarillo. Los globos los puse en la galleta antes que se secara la glasa para que se quedaran pegados. 
        
             
      









          A ver si puedo repetir el proceso, pero esta vez con fotos y os la subo. Besos!!!

2 comentarios:

  1. Hola, muy bonito tu blog aunque hace tiempo que no dejas tus post. Pásate por http://fiestasmolonas.blogspot.com.es que te he premio con el premio dardos!!! animate a seguir
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Me he animado y he hecho una nueva receta!! Y gracias por el premio un besote!!

      Eliminar

Comenta mis post, me encantan que lo hagáis, y gracias por ello.