domingo, 22 de julio de 2012

Milhojas de tomate de la huerta con mascarpone y provolone



      ¡¡¡ Habéis visto que tomates!!! No tienen muy buen aspecto por fuera, pero por dentro es un tomate completo, sin huecos. Fijaros bien en la foto. 

        Éstos son los tomates que me trae mi padre de la huerta. Y lo que no podéis ver en la foto, y es indescriptible, lo sabroso que son.
        Después de comerlos de varias formas: en ensalada, solo, para desayunar, en gazpacho, en salsas. Se me ocurrió hacer esta receta de milhojas de tomate, la cual siempre la había realizado con mozzarella  fresca. Pero como no tenía mozzarella y si mascarpone y provolone, pues nada, tenía que usar los recursos que tenía a mano. 
       El mascarpone al contacto con el calor del horno se convirtió en una salsa, no era mi idea, pero el resultado funcionó y dio otra textura al plato, diferente a la textura que da la mozzarella.
      Si tenéis la oportunidad de probar tomates de cultivo ecológico, o cultivarlo en vuestras casas, hacedlo porque vale la pena, aunque es un poco complicado, y requiere unos cuidados, sobretodo es cuidar que no enferme la planta con las plagas típicas de la tomatera.
          Aquí os dejo la receta, que es muy fácil de hacer y rápida.

MILHOJAS DE TOMATE DE LA HUERTA CON MASCARPONE Y PROVOLONE

Ingredientes:
  1. Un tomate cortado en rodajas finas
  2. Dos cucharadas soperas colmadas de mascarpone
  3. Un poco de provolone cortado en lonchas finas
  4. Sal, pimienta y orégano
  5. Un molde redondo metálico, para que no se deforme al cocinarla.
Elaboración:
      Muy fácil y rápida. Una vez que tenemos todos los ingredientes preparados, ponemos el molde metálico en la bandeja de horno, y comenzamos a montar la milhoja.
  1.  Primero ponemos una capa de tomate.
  2.  Luego una capa de mascarpone, que anteriormente hemos mezclado con el orégano, la sal y la pimienta, a gusto.
  3.  A continuación colocamos otra capa de tomate, a la que le agregamos un poquito de sal, pimienta y orégano.
  4. Luego ponemos una capa de provolone y le echamos por encima pimienta, y más orégano.
  5. Y por último, lo introducimos en el horno a 180º C y gratinamos, es por muy poco tiempo, lo justo para gratinar.

        Yo solo puse esas cuatro capa, pero podéis poner las capas que queráis.

      ¡¡¡Qué sigáis disfrutando del verano!!!      



4 comentarios:

  1. Buenos dias, viviendo en el Sur, he descubierto su blog...otro blog malagueño al que me suscribo.
    He visto verdaderas obras de arte de pasteleria...me ha encantado...enhorabuena!!!!
    La invito a pasar por "Mi cocina", una cocina ante todo muy malagueña.....
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carmen Rosa, todo un placer para mi que se haya suscrito a mi humilde blog. Ahora mismo voy a visitar su blog "Mi cocina". Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Qué ricura!!!!! Me vo ya tener que ir a comer, que ver tantas cosas ricas con el estómago vacío no es bueno ja ja ja ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! Muchos besos!!! Yo tu blog lo veo con el estomago lleno porque sino me pasa lo mismo, pero a pesar de todo me entra hambre!!!

      Eliminar

Comenta mis post, me encantan que lo hagáis, y gracias por ello.