domingo, 13 de noviembre de 2011

Pudin de Pan y caramelo... en conserva...

       Vaya!!!! Ya tengo 17 miembros, que ilusión me hace cuando alguien se hace miembro de mi blog, supongo que es porque siento que aprecian el trabajo que hago, aunque la verdad es más bien un hobbie, que a veces es un poco trabajoso sí, pero divertido.
        Mªdel Carmen gracias por ser el miembro nº17 de mi blog, y por ello te dedico esta receta. ¿Te gusta el pudin?....
       A mi antes no me gustaba, la verdad, pero he probado varios que han hecho que cambie de opinión sobre ellos.  Son fáciles de hacer y rápidos por lo menos la receta que os voy a dejar aquí hoy.

      Corren malos tiempos, tiempos de crisis en los que muchas familias lo están pasando bastante mal, tiempos en lo que hay que aprovechar todo lo que tenemos en casa, la ropa exprimirla al máximo, lo roto arreglarlo, y no comprarlo nuevo... y sobretodo las sobras no se tiran. Esta receta va de eso de aprovechar el pan que nos sobra, el pan que se pone duro.
        ¿Tenéis pan duro, pan que ni metiéndolo en la tostadora tiene arreglo? Pues no lo desperdiciéis vamos hacer un postre.


PUDIN DE PAN Y CARAMELO... EN CONSERVA... (lo de en conserva ya lo veis en la foto)

Ingredientes:
  • Una barra de pan duro (sí, el que sirve de arma arrojadiza)
  • 600 ml de leche
  • cascara de mandarina ( que también sirve de limón lo que ponía en la receta original que tengo, pero como no tenía limones, pues mandarina, jejeje)
  • 1 vaina de vainilla 
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 taza de nata
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar blanca
  • 4 cucharada de azúcar morena

Elaboración:

       Lo primero que hacemos es poner la leche en un cazo con la vainilla, y la cascara de la mandarina, a fuego lento, mientras tanto vamos troceando el pan en un bol, y reservamos.      
      A continuación en un cazo ponemos la nata y la mantequilla a fuego lento, removiendo continuamente, hasta que se haya derretido la mantequilla. Ésto no puede hervir. Una vez derretida la mantequilla agregamos las cuatros cucharadas de azúcar morena y una cucharada de azúcar blanco y seguimos removiendo y cocinando a fuego lento, hasta que el azúcar se disuelva totalmente. Seguimos removiendo, y subimos un poquito el fuego, cuando suelte el hervor lo dejamos cocer dos minutos más. Una vez esté hecha esta salsa de caramelo se la echamos al pan en el bol, y lo mezclamos que vaya mojando el pan.
      Cuando veamos que la leche ha tomado los aromas de la vainilla y de la mandarina, sacamos la vaina y la cascara, y vertemos la leche en el bol del pan, mezclamos bien, y dejamos que se enfríe un poco.
      Mientras batimos los huevos junto a las seis cucharadas de azúcar y lo añadimos sin dejar de remover.
      Lo vertemos todo en un molde, o varios molde, lo tapamos y horneamos a 180º al baño maría durante unos treinta minutos. Para finalizar lo dejamos enfriar.

      El molde que yo utilicé: tarros de mermelada en conservas, de ahí el título de este post. ;-D
     Me gustaría deciros que la vainilla lo que se hace es abrir la vaina longitudinalmente y extraerle las semillitas, tanto la vaina como las semillitas se echan a la leche. POR CIERTO AUNQUE PAREZCA COMIDA DE BEBE, NO LO ES. ES UN PUDIN. ^-^
     Y aclarado ésto. Una recomendación, pensar en positivo y seréis más feliz. Besos. Y portaros bien.



          

2 comentarios:

  1. Seguro que está muy rico!!
    me gusta la presentación!
    un abrazo y feliz semana,

    ResponderEliminar
  2. Gracia Hilmar. Yo creo que estaba rico porque mi hijo el mayor comió dos,jajaja. Feliz semana a tí también, muchos abrazos.

    ResponderEliminar

Comenta mis post, me encantan que lo hagáis, y gracias por ello.